• Menu
  • Menu

Tiburón ballena, el gigante de los mares

Texto: Alicia Boy

Fotos: Ecocolors

Todavía es temporada para surcar los mares junto a una de las especies más grandes, impactantes y hermosas del oceano, el tiburón ballena, a quien se puede observar de cerca cuando hay una mayor concentración de plancton en la parte noreste de la península de Yucatán, es decir, de mayo a septiembre.

Para cumplir con el objetivo de este viaje, que por supuesto era nadar con este ejemplar marítimo, concentramos nuestras operaciones en el hotel Ceiba del Mar en Puerto Morelos, un pequeño poblado de pescadores que hoy en día cuenta con múltiples desarrollos turísticos.

Encuentro con un experto

A nuestra llegada tuvimos la oportunidad de tener una plática con el biólogo Rafael de la Parra, experto en la especie y Coordinador de Investigación de Dominó, el Proyecto del Tiburón Ballena del Atlántico Mexicano, destinado al estudio de este animal y desarrollo de un plan de manejo y reglamentación de las actividades de observación y nado.

El biólogo nos contó como a pesar de ser un animal solitario hay ocasiones que se pueden encontrar 200 o más ejemplares en la misma zona, pero lo más común es hallar solamente uno o dos durante los avistamientos. Con una presencia en el planeta de aproximadamente 60 millones de años, el tiburón ballena es una especie vulnerable, la actividad humana lo ha puesto en peligro y de ahí la importancia de tener una regulación de la actividad.

Contoy
Uno de los sitios que ha ganado mayor fama para observar al tiburón ballena es la isla de Holbox, sin embargo el área de alimentación es mucho más amplia y se pueden encontrar múltiples ejemplares al norte de la Isla Contoy que es un santuario para las aves marinas. En nuestro segundo día a modo de introducción y para aclimatarnos al esnórquel visitamos este Parque Nacional que se localiza a 30 kilómetros al norte de Isla Mujeres en donde se unen las aguas del Mar Caribe y Golfo de México. Es una isla deshabitada y administrada por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y con la ayuda de la asociación de Amigos de Contoy promueven su conservación y desarrollo sustentable.

El viaje de dos horas abordo de La Pinta, una embarcación que se asemeja a las carabelas de Colón pero con la ventaja de estar motorizada, vale la pena pues visitar este sitio es un privilegio pues la entrada al parque está limitada a 200 personas por día. Es el santuario más importante de aves marinas del Caribe Mexicano, sus lagunas, manglares y selvas bajas son hogar de 152 especies, entre las que encontramos fragatas, cormoranes, pájaros bobo, garzas, pelícanos café y golondrinas marinas, se pueden encontrar hasta 10 mil aves resguardándose en ella.

Contoy tiene una longitud de 8.75 kilómetros, su superficie terrestre abarca 230 hectáreas y una porción marina de 4 mil 900 hectáreas. Y además de las aves ,en el verano arriban a sus playas tres especies de tortugas marinas: la carey, la blanca y la caguama. Además es un sitio ideal para el esnórquel pues al sur de Contoy encontramos el arrecife Ixlaché que marca el inicio de la segunda barrera Arrecifal más larga del mundo, el Gran Arrecife Mesoamericano.

Antes de llegar a la isla el barco se detiene para que bajemos a disfrutar del esnórquel, el agua es cristalina y la visibilidad es de varios metros, lo que nos permite ver diversas especies de corales y peces. Las aguas circundantes a la isla son ricas en nutrientes que sirven de alimento al plancton que constituye la base alimenticia de más de 234 especies de peces identificados en la zona, incluyendo los tiburones ballena y manta rayas que se alimentan cerca de sus costas.

El encuentro

Desde Punta Sam salimos en una embarcación equipada con dos motores, radares y radios se busca el lugar indicado donde la concentración de plancton ha atraído al gigante de los mares, el tiburón ballena es el pez más grande que existe sobre la tierra. En realidad, esta especie es inofensiva, a pesar de su enorme tamaño y su boca gigante no supone ningún peligro para el ser humano. Se dice que incluso son amigables y curiosos, para no perturbarlos se aconseja no acercarse demasiado a ellos, además de que por su tamaño un golpe no intencionado puede causar bastante daño.

En el 2009 se decreto un área de casi 146 mil hectáreas frente a la costa norte de Quintana Roo como Reserva de la Biosfera Tiburón Ballena, aunque la especie se mueve conforme encuentra alimento y no siempre se concentran en esa área la importancia del decreto se da con la regulación de la actividad de observación.

Según Rafael de la Parra, México es pionero en ello y somos líderes en el control el avistamiento con estos animales. Antes de esto, cualquiera podía nadar y tocarlos sin ninguna medida de protección, gracias a la labor y el estudio realizado, no se permite perseguirlos, ni que más de dos personas y un guía permanezcan en al gua a la vez, ni acercarse a menos de dos metros de ellos. La cantidad de lanchas y personas que acudían a verlos empezaban a ser demasiadas y ponían en peligro el área de alimentación de la especie.

El capitán esta en constante contacto con otras lancha sin importar de que compañía sean entre todos se ayudan pues buscan ofrecer la mejor experiencia posible a sus pasajeros. Nuestro guía Eduardo nos iba preparando para lo que sería una experiencia memorable. En el camino la ilusión y las ganas de encontrarlo nos hacían ver sombras en todas partes, algunas veces teníamos la suerte de ver alguna manta gigante, algunas de ellas pueden medir hasta 4 metros de extensión. A lo lejos vimos alguna tortuga que salía a la superficie a tomar aire y se sumergía rápidamente.

De pronto encontramos un grupo de embarcaciones que habían encontrado un tiburón ballena, pero ese no era para nosotros pues ya eran demasiadas y teníamos que seguir buscando. Diez minutos más tarde encontramos uno éramos nosotros y otra lancha más.
Una vez que se encuentra a un ejemplar todo se mueve rápidamente, mientras dos personas estaban listos para aventarse al mar, otras dos debían prepararse, teníamos que turnarnos la entrada al agua con el otro barco.

En este punto sólo estábamos rodeados por el mar, la verdad ni me había percatado hasta que otra persona me dijo, estamos muy lejos aquí no hay nada, al voltear pude ver kilómetros y kilómetros de agua. En cuanto Eduardo pregunto quién va primero, no pude evitar ser la primera en decir yo. Así me senté a la orilla junto con Arturo y a la orden de salten, nos tomo un par de segundo tomar aliento y valor para hacerlo, cuando estaba en el agua sentí como Eduardo tiro de mi chaleco salvavidas y de repente escuche mete la cara y antes de que pudiera hacer algo sentí como me sumía.

No había tiempo que perder el tiburón ballena venia hacia mí, de frente y solo tomo unos segundos para ver pasar toda la extensión de su gran cuerpo frente a mí. Ahora teníamos que esperar en la inmensidad del mar mientras Eduardo seguía a distancia prudente al animal y la lancha depositaba a otros dos compañeros para vivir la misma experiencia. La adrenalina al tope y una cara de felicidad se les ve a todos los que se animaron a vivir la experiencia.

De regreso a Punta Sam pudimos ver un grupo de 6 mantas gigantes haciendo círculos, al parecer es un ritual de apareamiento. Nos detenemos para hacer esnórquel mientras el capitán del barco prepara un ceviche de camarón, una recompensa muy grata pues el nado con el tiburón ballena nos ha dejado sin energía.

Guía útil
¿Cómo llegar?
Desde la Ciudad de México hay múltiples vuelos directos al Aeropuerto Internacional de Cancún. Volaris cuenta con vuelos desde 3 mil pesos con impuestos incluidos. www.voalaris.com.mx. En otras líneas nacionales el viaje redondo es desde 3,200 hasta 4,500 pesos.

Hospedaje
Ceiba del Mar Beach & Spa Resort: Costera Norte s/n, Puerto Morelos, CP 77580, Quintana Roo. Tel. 01 800 426 9772 y 998 872 8063, www.ceibadelmar.com, [email protected] Costo: desde 250 dólares la noche, cuenta con planes todo incluido desde 377 dóalres.
Hostal el Secreto B&B: Localizado en centro del Puerto Morelos. Tel. 998 871 0162. Costo: por noche en ocupación doble es de 35 a 55 dólares con desayuno continental incluido.

Restaurantes
John Gray Kitchen: creatividad culinaria en la que se usan ingredientes locales en platillos sofisticados, hay que degustar los vinos de la casa. Abre de lunes a sábado de las 18:00 a las 23:00 horas. Costo aproximado de una cena de tres tiempos es de 450 pesos. Avenida Niños Héroes, Lote 6, Centro, Puerto Morelos. Tel. 998 871 0665

La Suegra: antojitos mexicanos y mariscos. Abre de martes a domingo a partir de las 12:00 hasta las 17:00 horas, la cena desde las 18:00 hasta las 20:00 horas. Costo: 200 pesos dos tiempos. Se localiza frente al mar, a 150 metros del famoso faro de Puerto Morelos. Tel. 998 871 0774

Actividades en Puerto Morelos
Este destino es ideal para practicar el esnórquel ya que a 300 metros de la playa se encuentra un sistema arrecifal protegido bajo el nombre de Parque Marino Arrecife de Puerto Morelos.
www.puertomorelos.com.mx

Tours: Tiburón Ballena
El avistamiento tiene un costo del tour de un día, desde las 7:00 hasta las 14:00 horas, con un lunch incluido, equipo de esnórquel y transportación desde Cancún a Punta Sam (donde salen las embarcaciones) alrededor 198 dólares por persona, sin transportación 172 dólares.

EcoColors: Smz. 27 Calle Camarón no.32, C.P. 77509, Cancun, Quintana Roo. Tel. 01 800 326 5677, 998 884 3667 y 998 884 9580. www.ecotravelmexico.com

Festival del Tiburón Ballena
La segunda edición del festival se realizará en Isla Mujeres del 16 al 18 de julio. www.whalesharkfest.com

Isla Contoy
Se puede llegar a través de embarcaciones autorizadas, por lo general la hora de salida es a las 9 de la mañana. El regreso es aproximadamente a las 5 de la tarde. La travesía dura entre una y dos horas dependiendo del tipo de embarcación, el punto de partida y el estado del tiempo.
http://www.kolumbustours.com/contoyesp.html
http://www.islacontoy.org/espanol.htm

Holbox
Su nombre significa “hueco negro”. Es una paradisiaca y pequeña isla localizada a 10 kilómetros de la costa norte de la Península de Yucatán. La región sureste la bañan las aguas de la laguna Yalahau y cuenta con extensas áreas de manglar donde habitan una gran cantidad de aves.
Es posible encontrar hoteles de tres y cuatro estrellas, que ofrecen desde habitaciones con todos los servicios hasta románticas cabañas en la playa. Los habitantes de Holbox siguen viviendo de la pesca más que del turismo.
Además e observar al tiburón ballena, entre mayo y agosto uno de los principales atractivos de la isla es presenciar el desove de las tortugas marinas.
www.islaholboxmexico.info/
Holbox Travel: www.holboxtravel.com.mx/, tel. 984 875 2435, [email protected]

Operadora Turística Monkeys: www.holboxmonkeys.com.mx, tel. 984 875 2442 Cel: 045 984 807 7050, [email protected]